Publicidad engañosa o “Mentiring”. Algunos casos sonados.

Se lleva hablando de esta práctica desde hace mucho tiempo, pero parece que el público objetivo general se ha acostumbrado tanto a ella que, no es de extrañar que cada dos por tres circulen por Internet instantáneas de anuncios, fotografías, etc. que demuestran las artimañas de la publicidad y que dejan a la empresa con el culo al aire.

Bienvenidos a la era del Mentiring.

O bien publicidad engañosa (como prefiráis llamarlo), es aquella que se dedica a “exagerar” los atributos de aquello que están anunciando.

Encontramos, como un claro ejemplo, el reciente escándalo que ha armado Nokia pues, se ha descubierto por la Web que el último móvil de esta empresa del cual destacan mucho la característica de su nueva cámara, haciendo incluso creer al consumidor que el anuncio se ha grabado con dicha cámara y, viéndose en su propio anuncio que realmente se rodó con una videocámara profesional. ¡FAKE AL CANTO!

Obviamente, al final la empresa se perjudica a sí misma utilizando éstas estrategias consiguiendo una imagen negativa… o quizás no tanto, al fin y al cabo, el dichoso anuncio lleva más de 50.000 visitas en youtube y ha conseguido que la noticia corra como la pólvora por Internet ¿Descuido intencionado? Yo solo me remito a los hechos.

(Para los más marujos que esperan que ponga el link del anuncio en este mi querido blog, pierden el tiempo; no tengo intención de facilitarle más publicidad gratuita a esta empresa ni a sus ruines manipulaciones. He dicho).

Pero, desde luego, no es el único caso (JA!). Repasemos pues, algunos de los casos más sonados:

Comida rápida o Fast food: Venga va, ¿cuánta gente no ha ido a un establecimiento de comida rápida y ha pensado que su comida dista mucho de la fotografía?

Este tipo de publicidad (el que se realiza en la comida) es muy habitual (más del que me gustaría pensar), haciendo que la comida, a nuestros ojos, parezca más grande, jugosa y, en definitiva, apetecible. Pero cuán lejos está de la realidad el resultado final, no? Y pese a todo, pese a saber la verdad, acabamos volviendo, ¿porqué?

Traileres de películas y series varias. Sí. No quiero dejar pasar este punto. Pese a no ser muy conocido aún, cada vez es más habitual ver anunciada una película donde aparece X escena en cuestión que, luego en la película final no aparece por ningún sitio. Esta práctica se extiende también a series de televisión, y lo cierto es que acaba resultando de lo más irritante.

– Juguetes y productos en general. Es decepcionante querer sorprender a un niño pequeño y que éste se haga ilusiones con algo y, cuando llega el paquete a casa encontrarte con esto:

NO HAY PALABRAS PARA DESCRIBIRLO…

 – Portadas de revista “photoshopeadas. Si, cierto, me acabo de inventar esta palabra. No penséis mal, es un remix que acabo de hacer entre photoshop + estropeado; es decir, esas fotos que pretenden vendernos modelos en posturas imposibles divinas de la muerte y que… Oooops! De repente te das cuenta y le falta un brazo, o una pierna es más larga que la otra…

El cuello jirafa está de moda entre las más “in” del momento… Atención a la chica de la derecha!

Pero alguien saltará y me dirá… ¡eso no es publicidad! ERROR Una portada de revista no deja de ser publicidad. Publicidad para la persona misma que sale, publicidad para la empresa de ropa que aparece, publicidad de la propia revista en sí misma… publicidad, publicidad publicidad!!!! Estamos rodeados de ella continuamente, a todas horas y por todas partes.

Un anuncio bien hecho hoy día, no deja de ser un anuncio más pero, un anuncio que persigue el engaño, la manipulación, la exageración de los hechos o el escándalo (por citar sólo algunas simpáticas cualidades) es un anuncio que consigue una mayor repercusión y, no sólo eso, consigue que el propio anuncio se anuncie de forma gratuita, que la gente vea el anuncio con atención (por aquello de detectar el fake) y, lo más importante, consiguen que recuerden el producto que se anuncia.

Sí, es un arma de doble filo, se consigue mucha publicidad negativa para la empresa (¡qué tiempos aquellos cuando la imagen lo era todo para una empresa!) Pero, sinceramente, ¿acaso empresas como Nokia o Benetton (por citar un par cualquiera) van a ver resentidos sus beneficios por una publicidad mal hecha?

Entendiendo como mal hecho el engañar al público claro, porque desde el punto de vista publicitario en que el objetivo es dar a conocer el producto y destacarlo de entre su competencia… en ese caso, señores/as, en ese caso el anuncio no podía dar mejores resultados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Últimos Tweets

A %d blogueros les gusta esto: