Obama come, y se va sin pagar

A todos en la vida pasó de olvidar el cartero a casa, o en otro bolso, o en la oficina y salir convencido de que lo tenemos. Y cuando llega la hora de pagar descubrimos con sorpresa que no hay nada en tu bolsillo o bolsa. El presidente Obama tiene que haber pensado lo mismo cuando ayer se fui a comer algo en Kenny Kenny’s BBQ en el barrio Capitol Hill.

Acompañado por dos soldados y dos peluqueros que forman parte de un programa de gobierno a favor de la paternidad, realizó una visita a sorpresa al local comiendo unas costillas con salsa picante, frijoles, berzas, arroces y pan de maíz, con las que celebró por anticipado el Día del Padre. Por el cuento total de 55, 58 dólares, Obama seguí hablando con el resto de los comensales y se fui sin pagar. Llegados todos a la Casa Blanca se dieron cuenta de que no habían pagado nada, así que los secretarios de Obama regresaron al local saldando la deuda. Este local no podía desear publicidad mejor: como testimonial el presidente de los EEUU y como relevancia mediática todos los periódicos mundial, y todo sin gastos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Últimos Tweets

A %d blogueros les gusta esto: