Algunos de los deportes más extraños del mundo

Rugby subacuático: nació en Alemania hace 40 años, por un entrenador de buceo que quería hacer el entrenamiento más divertido. Se juega con pelota rellena de agua de mar e se enfrentan 11 contra 11 y los jugadores tienen aletas, anteojos y un tubo de oxígeno. ¿El objetivo? Anotar en el cesto del equipo contrario, que está a cuatro metros de profundidad. Se permite el contacto físico.

Disc golf : este tipo de golf es distinto al otro y da otra oportunidad: a través de un disco volador (símil del frisbee) hay que ir golpeando 18 objetivos hasta terminar en un cesto. Esta práctica es común en Inglaterra, Noruega, Japón, Australia y Canadá.

Hockey bajo el agua: Es de origen australiano y se practica en piletas que no exceden los 3 metros de profundidad pero que tampoco sean menores de 1,80m. Cada equipo tiene diez jugadores: tres defensores e igual cantidad de atacantes permanecen sumergidos. Cuatro suplentes esperan para reemplazar a cualquiera de ellos. El objetivo es marcar un tanto lanzando un disco que pesa 1,3 kilos (hecho de plomo y envuelto en caucho) en el arco contrario. Los jugadores respiran en apnea y dependen de sus pulmones para seguir “metidos en el juego”.
Además, sus palos son mucho más pequeños que los del hockey tradicional. Es muy popular en Francia, pero también se practica en la Argentina

Chessboxing: La combinación de boxeo con ajedrez es posible. De eso se trata, justamente, este deporte, en el que se unen la brutalidad con el intelecto. Son dos minutos de boxeo, cuatro de ajedrez (y se hacen seis rondas).

Hashing: Los competidores corren cinco mil millas. A lo largo del camino, van parando en distintos puntos donde toman alcohol. En dichos puntos, hay múltiples rutas que pueden elegir, pero sólo una te lleva hasta el final. La llegada es usualmente en un pub o un bar. Es probable que el vencedor llegue borracho.

Extreme Ironing:  Se trata de planchar en lugares extraños. “Combina el placer de los deportes extremos con la emoción de una ropa ‘bien planchada’”, explican sus creadores. Así, es posible ver a competidores en un parapente emprolijando sus prendas en una montaña, bajo el agua, sobre una vaca. En fin: uno de los deportes más absurdos del mundo. Se suele practicar en Inglaterra y nació en Leicester en 1997.


Corrida cargando a la esposa: Seguramente un deporte creado en Finlandia. Donde alguno de los requisitos para competir es que la esposa tenga por lo menos 17 años y pese por lo menos unos 49 kg.

Corrida de queso: Este deporte ingles cuenta con más de 200 años de tradición. Consiste en tirarse por una colina sobre un queso “Double Gloucester”

Carrera de torta o panqueque: La carrera de panqueques consiste en correr dándoles vueltas sin tirarlos de la sartén. Se lleva a cabo en Kansas (EEUU), pero la tradición viene del martes de Carnaval del año de 1445 en Inglaterra.

Carrera de camellos: En Virginia City (Nevada, EEUU) siguen la tradición árabe de las carreras de dromedarios y camellos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Últimos Tweets

A %d blogueros les gusta esto: